Documental Tiempos de Cine (Trayectoria)

jueves, 5 de noviembre de 2009

Upao inaugura festival de cine más grande del norte peruano


Evento organizado por la Facultad y Escuela de Ciencias de la Comunicación reúne a destacados cineastas nacionales


El sétimo arte se vive en la Upao. La Universidad Privada Antenor Orrego inauguró uno de los festivales más representativos de la cinematografía peruana: Tiempos de Cine. El evento cuenta con la presencia de destacados cineastas, tales como los directores Andrés Cotler, Alberto Arévalo, Carlos Cárdenas, Héctor Gálvez; además de los actores Óscar Carrillo y María Angélica Vega, y del reconocido crítico Ricardo Bedoya.
En tal sentido, el rector de la casa superior de estudios, Guillermo Guerra Cruz, saludó la iniciativa adoptada por la facultad de Ciencias de la Comunicación y resaltó la importancia del cine para la contribución del desarrollo sociocultural del país. “Éste es un medio de comunicación integral que fusiona la palabra, imagen y refleja escenarios de la realidad. Lo importante es que los receptores traten siempre de descubrir el mensaje ofrecido por el producto fílmico”, expresó.
Asimismo, el decano de la facultad de Ciencias de la Comunicación, Atilio León Rubio, informó que el certamen durará hasta el sábado 7 del presente, lapso en el cual se brindarán conferencias sobre películas y guionización; además de organizar talleres de cortometrajes.
También se proyectarán interesantes documentales; se dictarán cursillos sobre actuación y construcción del personaje; así como efectuar un análisis sobre interpretación de cine. Tiempos de Cine nació en el 2001 y desde entonces ha convocado a los más connotados especialistas en el campo de la cinematografía: guionistas, directores, actores, documentalistas, cortometrajistas, sonidistas, directores de fotografía y críticos.

Sin duda alguna, éste promueve un espacio de diálogo y discusión de las problemáticas sociales y culturales ligadas al denominado séptimo arte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada